Política editorial

Temática y alcance

REDES.COM es una revista científica del Grupo Interdisciplinario de Estudios en Comunicación, Política y Cambio Social (COMPOLITICAS) está centrada en los nuevos conocimientos y herramientas analíticas para el estudio y transformación del sistema informativo que contribuyan a la socialización colectiva de los medios, tecnologías y procesos de información y comunicación públicos.

Publica artículos de investigación, originales e inéditos, sobre los aspectos comunicativos, las formas expresivas y las funciones políticas y sociales del periodismo. Intenta fomentar la investigación en este campo y está abierta a las contribuciones de docentes, investigadores y profesionales de todo el mundo.

 

Política de secciones

Editorial

La revista abre cada número con un texto editorial de introducción a los contenidos del cuaderno central.

Editores/as
  • Daniela FAVARO GARROSSINI
Sin marcar Envíos abiertos Marcado Indexado Marcado Revisión por pares

Monografia

Todos los volúmenes se dedican a un tema monográfico vinculado a los proyectos de investigación y problemáticas relacionadas con la comunicación, la política y el cambio social. La propuesta de temática de cada número se dará a conocer a través de la difusión de un Call for Papers específico.

Editores/as
  • Daniela FAVARO GARROSSINI
Sin marcar Envíos abiertos Marcado Indexado Marcado Revisión por pares

Guia de Recursos

Cierra el monográfico del anuario la sección dedicada a sistematizar fuentes electrónicas y recursos de investigación para uso de investigadores y profesionales de las industrias de la cultura a modo de memoria. Incluye, asimismo, recensiones como un análisis complementario de las principales aportaciones y tendencias teóricas revisando la literatura científica más sobresaliente del campo académico en materia de teoría crítica, comunicación, política y desarrollo, preferentemente.

Sin marcar Envíos abiertos Marcado Indexado Marcado Revisión por pares

Estudios

Los informes de investigación, tesis, ensayos, experiencias y proyectos de investigación aplicada son incluidas en esta sección destinada a difundir entre la comunidad académica los avances más significativos de las diversas áreas de conocimiento.

Editores/as
  • Daniela FAVARO GARROSSINI
  • David MONTERO
  • Francisco SIERRA CABALLERO
Marcado Envíos abiertos Marcado Indexado Marcado Revisión por pares

Recensiones

Editores/as
  • Daniela FAVARO GARROSSINI
Marcado Envíos abiertos Marcado Indexado Marcado Revisión por pares

Documentación

La revista tiene además por fin documentar las actividades y propuestas de trabajo de las asociaciones profesionales, los organismos públicos y los grupos de investigación relacionados con la comunicación, la política y el cambio social.

Editores/as
  • Lucía DEL MORAL
Sin marcar Envíos abiertos Marcado Indexado Marcado Revisión por pares

Monografia N.15

La economía colaborativa en la era del capitalismo digital”

Coordinadores Monográfico: Ángel Gordo, Javier de Rivera y Paul Cassidy

Envío de originales

Fecha de cierre de la convocatoria: 15 de ABRIL de 2017

Fecha de publicación: OCTUBRE de 2017

 

La Economía Colaborativa ha llegado a nuestras vidas, como de costumbre, pillando a traspiés a gran parte de los márgenes críticos de nuestras ciencias sociales. Tanto es así que la onda de esta autoproclamada economía alternativa, considerada como “movimiento” por sus devotos y “Cuarto Sector” por sus gurús, no duda en hacer suyas prácticas de apoyo, intercambio y regalo – o don- tan arraigadas en nuestro tejido social.

 

A finales de los 60 y principios de los 70 en los extrarradios de las ciudades españolas era habitual compartir furgonetas taxi para trayectos no cubiertos por los transportes públicos, tan habitual como ha sido desde siempre compartir taxi en las ciudades griegas. También era común en la España de la postguerra alquilar habitaciones bien fuera de manera ocasional (particulares) o regular (pensiones).  Más allá de estas prácticas, los regalos, intercambios y favores entre familiares y vecinos han sido y continúan siendo prácticas muy arraigadas en países como el nuestro con una fuerte tradición de cooperativismo y movimientos vecinales.

 

Coincidiendo con las respectivas crisis económicas (la crisis sectorial de las puntocom a principios del 2000 primero, y la gran crisis global de 2008 después) han surgido nuevos modelos de negocio que través de innovadores sistemas informáticos, se apoyan en el crowdsourcing y otras dinámicas de la red como el software libre, para desarrollar iniciativas que se presentan envueltas en lógicas de colaboración, solidaridad y sostenibilidad.  De ese modo, las prácticas de cooperación que hasta la fecha se mantenían en entornos informales, se organizan y estructuran masivamente a través de sistemas informáticos que permiten un escalamiento exponencial de las mismas, a condición de que se estandaricen y se regulen de forma centralizada por medio de las plataformas. Con este crecimiento las grandes empresas gestoras de las plataformas aumentan su volumen de negocio, obteniendo grandes beneficios, lo que en ocasiones despierta dudas sobre el nivel de cumplimiento de las obligaciones legales y fiscales de las compañías, y sobre todo de los usuarios que participan en ellas bajo el halo de la colaboración informal.

 

En este sentido, la lógica que rige gran parte de la economía colaborativa supone, por una parte, la transformación del consumidor en un pequeño  emprendedor. También supone la aparición de la figura del ‘prosumidor’, un usuario en el que se diluyen las funciones de consumidor y productor, pero siempre en el contexto de una estructura mayor –la plataforma- que provee a todos los usuarios de ese medio de intercambio. Es posible que esta tendencia suponga el incremento del alcance de las lógicas del libre Mercado, al extender la estandarización propia del intercambio económico a prácticas colaborativas que antes eran informales, sociales y locales. Aunque aún está por ver hasta qué punto estas prácticas fortalecen o debilitan el tejido social y asociativo.

 

Uno de los posibles riesgos asociados a ciertas tendencias de la economía colaborativa es la creación de nuevos monopolios de consumo que, aprovechando el valor añadido que aportan las nuevas tecnologías para rentabilizar la participación de los usuarios, expulsan del mercado a otras iniciativas y se imponen como reguladores de facto del intercambio económico. Si esta tendencia se reafirma, podría significar un mayor debilitamiento del estatus del ciudadano trabajador, pues cada vez más servicios pueden pasar a ser gestionados por esta economía colaborativa o informal.

 

En cualquier caso, son muchas las incógnitas respecto al efecto y al impacto de las prácticas de la economía colaborativa. Por un lado se prometen mayores oportunidades para los trabajadores, un mayor empoderamiento del consumidor y otras mejoras sociales, ambientales y económicas. Pero por otro lado, se entrevén algunos riesgos asociados a lo que podríamos llamar un nuevo tecnocapitalismo, con mega-plataformas comerciales que sustituyen a los intermediarios privados, al tiempo que escapan de la imposición y la regulación estatal, para regular en solitario determinados segmentos de la economía.

 

Otra de las cuestiones que nos planteamos explorar en este monográfico es el papel de la reputación online, entendida como elemento fundamental de las plataformas colaborativas, en el sentido que permite establecer el valor de las aportaciones de cada uno de los usuarios. En qué sentido la reputación virtual online (y su portabilidad entre plataformas y en general cualquier ámbito de emprendimiento) es susceptible de convertirse en un nuevo tipo de moneda (second currency) o, en términos generales, un nuevo recurso de diferenciación social, son igualmente cuestiones centrales.

 

Este monográfico está dedicado a solventar algunas de estas dudas, y a abrir el debate y el escrutinio sobre las cuestiones planteadas aquí,  así como otras relacionadas con la economía colaborativa entre las que incluimos las siguientes:

 

  • Los condicionantes sociales, económicos y legales que afectan al desarrollo de la Economía Colaborativa en el marco europeo y/o contexto internacional actual.
  • La relación o contraste entre tradiciones culturales, ideológicas o económicas (e.g. cooperativismo, anarquismo, mutualismo, código abierto, crowdsourcing, adhocracía…) y el fenómeno de la Economía/Consumo Colaborativo.
  • ¿En qué medida la Economía Colaborativa permite aflorar y cuantificar economías no oficiales o sumergidas?
  • ¿En qué medida la Economía Colaborativa se convierte en un mecanismo para evitar el pago de impuestos y derechos asociados a la laboralidad?
  • Crítica de la Economía Colaborativa desde la perspectiva del Procomún.
  • Relación entre los nuevos modelos de negocio de la Economía. Colaborativa, la actual situación económica y las reformas laborales en el marco de la UE.
  • Patrones de desarrollo y des/regulación de la Economía Colaborativa en las políticas de la UE.
  • Nuevas nociones de identidad, trabajo y relaciones laborales que emergen bajo los auspicios de las transacciones colaborativas.
  • Formas de consumo y gobernanza asociados a la Economía Colaborativa.
  • La  Política del Consumo Colaborativo: activismo, slacktivismo, adhocracia, burocratización o sistemas horizontales, colectivos fluidos, etc.
  • Transparencia en la asignación y portabilidad de la reputación online.
  • Retos y amenazas para la seguridad y la privacidad en las plataformas de Consumo Colaborativo.
  • Nuevos horizontes para la Economía Colaborativa.

 

Os invitamos a responder a estas preguntas u otras similares que aborden el fenómeno de la Economía Colaborativa desde posiciones vigilantes y miradas informadas.

Editores/as
  • Daniela FAVARO GARROSSINI
  • Angel Gordo López
Marcado Envíos abiertos Marcado Indexado Marcado Revisión por pares

Monografía N.16

“Medios y prácticas de comunicación alternativa, ciudadanía y comunitaria

Coordinadores Monográfico: Juan Ramos y Alejandro Barranquero

Envío de originales

Fecha de cierre de la convocatoria: 15 de OCTUBRE de 2017


Durante los últimos años, los procesos de crisis y la consecuente generación de focos de periferia y marginalidad en los bordes de la economía capitalista mundial han desembocado en un momento clave para el desarrollo político de la ciudadanía. En esta coyuntura, los procesos participativos constituyen una pieza vital para que la sociedad civil tome parte y se reconozca en la construcción de sociedades más transparentes, democráticas y equitativas. Este hecho ha sido avalado por más de seis décadas en las que los medios y prácticas de comunicación alternativa, ciudadana y comunitaria se han consolidado como un actor muy relevante en la generación de procesos en los que la sociedad civil se autorrepresenta e interacciona de acuerdo a sus intereses y necesidades, y allá donde el Estado o el mercado no pueden o no se atreven a llegar.

 

No obstante, y más allá de su amplia y reconocida trayectoria, las prácticas alternativas de comunicación continúan enfrentándose a un escenario complejo, casi nunca favorable y marcado por procesos como la digitalización, la concentración del capital financiero, y la  influencia de los grandes actores privados en la regulación y las políticas desde esquemas puramente neoliberales. En consecuencia, este panorama sitúa a los medios libres y comunitarios en un momento histórico crucial para su propia subsistencia, que debe ser implementada desde valores contrahegemónicos como la horizontalidad, la cultura colaborativa, el rescate de los bienes comunes y la generación de estrategias de lucha en red.

 

Por otro lado, la construcción de mecanismos de reconocimiento desde las esferas local y global se impone como una de las características imprescindibles para la defensa efectiva del derecho a la comunicación. En este sentido, lo alternativo de las prácticas no pasa solo por la generación de contenidos disidentes sino también por estructuras, alianzas y formas de apropiación y estrategias de inclusión política que distan del reconocimiento habitual de las industrias culturales y su impronta mercantilista y favorable a determinados intereses políticos o geoestratégicos.

 

Este monográfico de Redes.com busca la recepción de textos heterogéneos y críticos sobre medios y prácticas comunicacionales alternativas en el contexto europeo o latinoamericano. Se incidirá, en especial, en artículos de carácter empírico y estudios de caso o sistematizaciones sobre experiencias, estructuras, redes y fisonomía del sector. Asimismo se valorarán investigaciones que refuercen el conocimiento de sus idearios y objetivos políticos, sus niveles de participación y pluralismo interno, o el grado de interacción con la sociedad civil organizada y las comunidades geográficas o de intereses. El monográfico se enmarca en las líneas habituales de investigación-acción de la Red de Investigación en Comunicación Comunitaria, Alternativa y Participativa-RICCAP (www.riccap.org).

 

Los principales ejes sobre los que se aceptarán propuestas son:

 

  1. Sistematizaciones y estudios de caso sobre experiencias y prácticas comunitarias, alternativas y ciudadanas de comunicación en el contexto europeo e iberoamericano.
  2. Análisis de redes de comunicación alternativa como espacios de intercambio de saberes, sinergias y contrapoder.
  3. Desarrollo de metodologías propias -en especial, participativas- para la investigación y acción en el tercer sector de la comunicación.
  4. Relación entre medios alternativos de comunicación, movimientos sociales y organizaciones de la sociedad civil.
  5. Medios comunitarios y estudios de género e interculturales.
  6. Incidencia de los medios y prácticas comunitarias en contextos de crisis y para el fortalecimiento de esferas públicas contrahegemónicas.

Editores/as
  • Daniela FAVARO GARROSSINI
Marcado Envíos abiertos Marcado Indexado Marcado Revisión por pares
 


ISSN: 2255-5919